Vuelve el cine de barrio

Vuelve el cine de barrio

Vuelve el cine de barrio

Porque la tendencia en el mundo es volver al cine de barrio, Cinemanía en la Ciudad de México reabre con un nuevo concepto y la idea de convertirse en franquicia.

Mónica Lozano, productora de No se aceptan devoluciones y ¿Qué culpa tiene el niño? es quien se encuentra atrás de la administración del proyecto.

Cosa curiosa, fue ella quien hace 22 años, siendo funcionaria en la hoy CDMX, tocó apoyar a Jorge Sánchez, actual director del Instituto Mexicano de Cinematografía, en la creación de Cinemanía Loreto, al sur de la capital.

“Había mecanismos que incentivaban ese tipo de centro de exhibición que no existían en México y la idea era ver un cine diverso y plural.

“Toda la vida me quedé con el antojo de tener mi Cinemanía y el año pasado me acerqué para administrar, generar un proyecto y reinventarlo y estamos reabriendo, pretendemos que sea una franquicia y en el 2017 se está poniendo de moda el cine de barrio en el mundo, el cine con una programación que no está homogénea y mayoritaria de Hollywood y además lo veo como un lugar de encuentro, debate y reflexión donde muchos que hacemos cine ahí estemos”, señala.

Esta mañana en Cinemanía se presentó oficialmente El elegido, película producida por Lozano y que estrenará el próximo viernes simultáneamente en Netflix y cines alternos.

En ella, dirigida por el realizador español Antonio Chavarrías (Las vidas de Celia), Alfonso Herrera interpreta a Ramón Mercader, quien asesinó al político ruso León Trostky en Coyoacán.

La versión que llegue a la pantalla nacional y la plataforma digital será la versión mexicana, la cual carece unos diez minutos del corte del director, que si fue lanzada en España a fines del año pasado.

«Esa versión es muy potente, pero creo estaba larga en minutos y junto con Antonio, quedamos de acuerdo. En esta sólo es duración y que la voz que nos introduce al cuento, es la de Daniel Giménez Cacho (Arráncame la vida)», expone Lozano.

Ariel Figueroa