Los Cristeros están de vuelta

Los Cristeros están de vuelta

Los Cristeros están de vuelta

Lo más complicado fue encontrar esos rostros que hicieran creíble la historia de un grupo de hombres que, curtidos bajo el sol, combatía al gobierno de Plutarco Elías Calles, quien había ordenado cerrar las iglesias.

Así que Matías Meyer (@matuzinka) recurrió a un guía de la Sierra de Laurel, en Jalisco, donde serían las locaciones principales, para dar con quienes serían los actores de Los último cristeros, (@ultimoscristero) cinta que llega mañana  a las salas mexicanas.

“Quería gente malencarada, con rostro duro, campesinos que tuvieran las manos curtidas, que se viera malos, flacos, pero que fuera gente a la que no les diera pena la cámara, que fueran sociables”, recuerda Meyer, a Close Up.

“De pronto le decía: quiero un pelirrojo, de 18 años; él se ponía a pensar y contestaba: ¡ah, pues el hijo de tal persona!; entonces nos presentaba con la familia y así se fue conformando el elenco”, agrega.

Los últimos cristeros está basada en Rescoldo, libro escrito por Antonio Estrada, quien a su vez se inspiró en su papá, un coronel de la época.

Trata sobre los últimos días de unos guerreros que están en una guerra perdida contra el ejército federal y que comienzan a dudar sobre continuar con su lucha por la religión o regresar con sus familias.

“A nivel de textos y diálogos nos reuníamos para revisarlos, ellos prefirieron decírlos como estaban escritos (en el guión) y algunos se cambiaban algo para que se escucharan de manera natural.

“Se les dio una dieta para que se vieran más flacos y se les pidió que se fueran dejando crecer la barba y el cabello, eso les ayudó a entrar al personaje que les tocaba en la película”, subraya Meyer.

El realizador es conocido por sus cintas El calambre y Walley; es hijo de Jean Meyer, un historiador de la cristiada.

Los últimos cristeros arranca con al menos diez salas de la Ciudad de México, para luego iniciar su recorrido por el interior de la República.

[slideshow]