Teresa Ruiz tiene una “aventura amorosa” con nuestro cine

Teresa Ruiz tiene una “aventura amorosa” con nuestro cine

Pronto la podremos ver en Tlaltelolco, verano del 68, al lado de Cassandra Ciangherotti, con quien también compartió pantalla en Viaje redondo, cinta por la que ganó el Mayahuel a Mejor Actriz en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (@FICGoficial).

Además de actriz, Teresa Ruiz (@teresaru) es productora en Machete (@MacheteCine), que próximamente estrenará Nos vemos papá, cinta protagonizada por Cecilia Suárez (@CeciliaSuarezOF) y dirigida por Lucía Carreras (@L_Carreras) que ha participado en festivales como el Karlovy Vary, el de Huelva y el de Morelia.

Ahora, Teresa nos platica de esas películas que le hicieron enamorarse de nuestro cine:

Empezaré con dos de mis preferidas, Bugambilia y Las abandonadas, ambas del año 1945, dirigidas por Emilio “El Indio” Fernández y protagonizadas por Dolores del Río y Pedro Armendáriz. La primera te hace reír y la segunda, como buena película mexicana, te parte el corazón. A Dolores le tengo una gran admiración y para empezar una “aventura amorosa” con nuestro cine inevitablemente hay que recurrir al legado de “El Indio” con la hermosísima Dolores.

Es necesario también ver a una Tina Romero muy jovencita en Alucarda: La hija de las tinieblas(1975). Este clásico del horror dirigido por Juan López Moctezuma trata de dos jóvenes, Justine y Alucarda, que se van haciendo amigas mientras están internas en un convento. Como buena película de terror, su curiosidad provoca que se desate el infierno: premoniciones extrañas, posesiones, monjas que rezan y lloran, además de la intensa relación íntima de las dos mujeres. Alucarda esta filmada maravillosamente, los sets y el vestuario te transportan a un universo que debe ser experimentado por cualquier fanático de lo macabro.

Y siguiendo con mi preferencia de grandes y bellas actrices hay que ver a Ofelia Medina en Frida: Naturaleza viva (1986). La Medina da una verdadera lección de sensorialidad y sensibilidad que se suma al retrato digno y profundo que hace Paul Leduc de la pintora mexicana, nada que ver con el triste y vulgar “boceto” hecho por Julie Taymor y protagonizado por Salma Hayek, quien también es protagonista de una gran película donde podemos recordar aquel maravilloso texto: “Tú no tienes nada, no tienes vestido, no tienes aretes, ¡no tienes nada! ¡Karina pendeja!”, dicho por Daniel Giménez Cacho (@gimenezcacho) en El callejón de los milagros(1995),dirigida por el maestro Jorge Fons. Una película de historias paralelas que se traslapan y donde ninguno de los personajes conseguirá lo que quiere.

Finalmente llegamos a ¡mi película favorita! Macario(1960) de Roberto Gavaldón. Mi papá me contaba el cuento una y otra vez: Un muy pobre campesino llamado Macario sueña con poder comer una comida solo, sin compartir con nadie, quiere sentir lo que es tener algo delicioso y disfrutarlo; su mujer se roba un pavo para él y cuando está a punto de comerlo, se le aparece Dios, el Diablo y la Muerte. A Dios y al Diablo los rechaza, sólo acepta compartir con la muerte, ésta agradecida le da un agua que cura cualquier enfermedad, pronto Macario tendrá más poder que ningún hombre y esto puede llevar su alma a la ruina. ¡Fascinante!

Por ahora es todo lo que recomendaré pues el cine es para disfrutarse no para que se convierta en una aburrida tarea. Ya después, si les agradan, hago una segunda entrega. Todas estas películas las encuentran en cualquier tienda de DVDs por menos de 50 pesos y, si mal no recuerdo, algunas hasta vienen juntas en una de esas colecciones de Cine Mexicano Clásico.

A todos aquellos que estén empezando su aventura con nuestro cine, sólo puedo desearles que su experiencia sea tan maravillosa como ha sido la mía y que, como la mía, este llena de lágrimas y risas.

Sinceramente,

Teresa Ruiz

Comentarios

Deja una respuesta

Tu correo electrónico, no será publicado.