Naranjo + Reygadas + Eimbcke + Escalante + Pereda

Naranjo + Reygadas + Eimbcke + Escalante + Pereda

Cinco académicos/investigadores y cinco periodistas/críticos reflexionan sobre las películas de cinco destacados cineastas mexicanos contemporáneos en un libro editado por la Cineteca Nacional (@CinetecaMexico).

El texto será presentado este viernes 22 de febrero a las 18:00 horas en la sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario, como parte de las actividades del 3er. Festival Internacional de Cine UNAM (@FICUNAM), pero aquí les adelantamos una probadita de lo que podrán leer sobre Carlos Reygadas, Fernando Eimbcke, Gerardo Naranjo, Amat Escalante y Nicolás Pereda en Reflexiones sobre cine mexicano contemporáneo:

 Reflexiones sobre cine mexicano contemporáneo

Gerardo Naranjo

(Drama/Mex, Voy a explotar, Miss Bala)

“En el aspecto teórico Naranjo se posiciona frente al cine mexicano de los ochenta y noventa que en general se basó en el melodrama moralizante en donde el tema social condiciona a los personajes jóvenes de México. Lleva a cabo una deconstrucción del cine que se refleja en temáticas, personajes, escenarios, tiempos narrativos y atmósferas que se combinan y sirven como espejo de una realidad que vive México, tanto en la ciudad como en la provincia.”

—Idalia Sautto y Paola Uribe

“La transición, las diferencias, entre el Gerardo Naranjo de Drama/Mex y Miss Bala son dramáticas: se trata del paso de una caricatura a un retrato. La evolución en el oficio de este realizador no solo se da técnica y formalmente, sino igualmente en una maduración de temas.”

—Mauricio Matamoros Durán

Carlos Reygadas (@Carlos_Reygadas)

(Japón, Batalla en el cielo, Luz silenciosa, Post Tenebras Lux)

“A diferencia de la tragedia clásica que impone la muerte del protagonista desde ese anuncio, en el efecto-Reygadas la muerte no llega al final y sobre todo no es decisiva.”

—Ana María Martínez de la Escalera

“Carlos Reygadas fusiona lo real con lo sagrado para suspender el sentido de sus películas, invitando a que el espectador participe activamente en el proceso de interpretación.”

—Abel Cervantes

Fernando Eimbcke

(Temporada de patos, Lake Tahoe)

“Temporada de patos trata sobre las utopías y sus limites, sobre los paisajes entre lo extraordinario y la banalidad cotidiana: pasajes marcados y simbolizados precisamente por estos marcos y formas de encuadrar. La cotidianeidad en este filme no se impone del todo sobre la utopía, ni la utopía sobre la cotidianeidad; los dos términos son más bien vasos comunicantes que coexisten, se entrelazan y se solapan.”

—David M. J. Wood

“Todo parece demasiado ceremonioso, pero el cine de Eimbcke dista de serlo. Hay humor, pero no nace del albur fácil o el vulgar pastelazo. Heredero del cine mudo, tal vez, de las ironías de la vida hechas fotograma por Charles Chapli, Buster Keaton y Harold Lloyd (…) Fernando Eimbcke es el cronista del aburrimiento, es un espécimen raro entre el grupo de cineastas destacados de la primera década del siglo XXI.”

—César Albarrán Torres

Amat Escalante

(Sangre, Los bastardos)

“A partir de esta cinta (Los bastardos) podemos abrir una discusión que no solo repara en la perspectiva estética del cineasta, sino en las posibles reflexiones que desde ahí se pueden establecer a través del relato construido: aspectos que acercan a un conflicto que se muestra abierto y que cuestiona nuestras concepciones acerca de las migraciones, las nociones de identidad, nación y tolerancia.”

—Francisco de León

“Escalante reta al espectador a soportar su tedio, su quietud, su contención. Además al permitirse las inexpresivas pausas, los incómodos silencios, manifiesta oposición a las convenciones cinematográficas tradicionales. Sus personajes molestan, sus tomas desagradan, sus diálogos no parecieran provenir del cine e incluso, en ocasiones, cuesta trabajo entenderlos.”

—Sergio Raúl López Mejía

Nicolás Pereda

(¿Dónde están sus historias?, Juntos, Perpetuum Mobile, Verano de Goliat, Los mejores temas, Matar extraños)

“El planteamiento estético y narrativo confronta constantemente el binomio verosimilitud/artificio, y si bien evade la grandilocuencia en la actuación para apelar más a la ‘humanización’ de los personajes, la voz del director se deja traslucir en cada palabra expresada por los personajes, mientras que las acciones son capturadas bajo una mirada que no es accidental.”

—Gabriela Vigil

“Cuando una compañía se bautiza En Chinga Films, como es el caso de la productora de Pereda, más que un nombre se define un procedimiento, se postula un estatuto muy acorde con la velocidad y democrática simplificación que han aportado al cine las tecnologías digitales… Podría pensarse que un rodaje que marcha a la velocidad del mundo contemporáneo solo puede producir obras acríticas. Sin embargo, el poner en imágenes sus relatos, Pereda se decanta por la lentitud: planos fijos, quietos durante largos minutos, que muestran solo lo esencial.”

—Laura Pardo

*Todos los textos fueron tomados de Reflexiones sobre cine mexicano contemporáneo, libro coordinado por Claudia Curiel y Abel Muñoz, y editado por la Cineteca Nacional.

Comentarios