Muestran su visión de La Habana

Muestran su visión de La Habana

Captar la energía y vitalidad que hace de La Habana una ciudad única, fue la encomienda que tuvieron siete directores de cine, procedentes de distintas partes del mundo, para hacer 7 días en La Habana, largometraje producido por Full House y Morena Films, que se estrenará en nuestro país en las próximas semanas.

Benicio del Toro, Pablo Trapero, Elia Suleiman, Julio Médem, Gaspar Noe, Juan Carlos Tabío y Laurent Cantet, fueron los realizadores convocados a este proyecto compuesto por capítulos en los que se refleja el alma de la capital cubana, a través de su gente, sus barrios, su ambiente y su cultura.

Una cosa interesante de hacer esta película es que todos los directores, excepto Benicio del Toro, que era la primera vez que dirigía, veníamos de hacer un par de largometrajes, por lo que cada uno de nosotros teníamos una dinámica acorde a nuestros equipos y colaboradores de muchos años, así que para todos ir a La Habana era una aventura, en el sentido de que el equipo era una mezcla de gente de Cuba, España y Francia y los directores también de diferentes nacionalidades, todos con experiencias muy distintas”, compartió el cineasta argentino Pablo Trapero, quien estuvo presente la noche del martes durante la presentación del filme en la ciudad de México.

El cineasta Pablo Trapero presentó el filme en la ciudad de México.
El cineasta Pablo Trapero presentó el filme en la ciudad de México.

El director, quien estuvo acompañado de su esposa, la actriz Martina Gusman (@martinagusman), explicó que, aunque cada realizador hizo un cortometraje, el esquema de producción fue similar al de una cinta de larga duración y que la única regla fue que todas las historias debían suceder en La Habana.

El esquema general fue como el de un largometraje donde había semanas de rodaje en continuo y los directores nos íbamos sumando a los equipos que terminaban, había mucha camaradería”, recordó.

La única condición era que ninguna historia debía superar las 24 horas y tampoco ocurrir en otra ciudad que no fuera La Habana, así que en ese sentido lo que se volvió más protagónico no fueron las historias, sino los lugares por donde los personajes se van cruzando”, dijo el cineasta, quien en 7 días en La Habana tuvo como actor al cineasta servio Emir Kusturica.

Kusturica y Trapero, durante el rodaje.
Kusturica y Trapero, durante el rodaje.

Para mí, a toda esta aventura se sumó el privilegio de trabajar con Kusturica, un director que admiro desde que yo estudiaba y cuando surgió la loca idea de que él pudiera ser el actor que interpreta a un director de cine, que fue un juego que yo le propuse cuando le mandé el guión, él se mostró muy abierto, contento y curioso, porque indirectamente es un homenaje a él y a su filmografía”, explicó Trapero.

Desde la primer charla telefónica me dijo: ‘Seré tu mejor actor, no te preocupes, todo saldrá bien’. Fue un privilegio haberlo dirigido y él fue muy generoso, se puso al servicio de la película, sobre todo tomando en cuenta que no tuvimos los recursos de un largometraje convencional”, agregó.

7 días en La Habana contó con el apoyo de la empresa Havana Club International y, tras su exhibición en 2012 en el Festival de Cine de Cannes, dentro de la sección Una cierta mirada, se estrenará en las carteleras mexicanas.

Christian De La Luz (@Christer)

Comentarios