Mexicanos en el Oscar

Mexicanos en el Oscar

Mexicanos en el Oscar

La presencia de los mexicanos en la entrega del Oscar tiene un sabor distinto desde que Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu demostraron su potencial cinematográfico con cintas como Gravedad, Birdman y El renacido, mismas que les valieron en reconocimiento a Mejor Director en los años 2014, 2015 y 2016, respectivamente. 

Años atrás, el trabajo fílmico de decenas de mexicanos alcanzaba, en el mejor de los casos, una nominación en la categoría de Mejor Película Extranjera; Macario, de Roberto Gavaldón, sentó presentante para el país con una nominación en esta terna, donde finalmente fue vencido por Ingmar Bergman y La fuente de la doncella

Macario fue una película que me dio grandes satisfacciones, de entrada me hizo recorrer el mundo”, comentó en algún momento Ignacio López Tarso, protagonista de esta historia y quien recientemente fue convocado por la Academia de Cine en Hollywood para formar parte de su comité de votación, junto con Silvia Pinal. 

Los siguientes tres años Ismael Rodríguez, Luis Alcoriza y Miguel Litti lograron entrar a esta misma categoría, igualmente se quedaron en la nominación. No fue sino hasta el 2001 cuando Alejandro González Iñárritu y su Amores perros, surgido de “la nueva ola de cine mexicano” pondrían al país de nueva cuenta en la mira del Oscar. 

Sin embargo, no sería la categoría de Mejor Película Extranjera donde los mexicanos harían historia. Los primeros en recibir la estatuilla dorada fueron: Manuel Arango, por su cortometraje Centinelas del silencio (1971) y Beatrice de Alba, por su trabajo de Maquillaje en Frida (2002).

Eugenio Caballero y Guillermo Navarro también se hicieron de un Oscar por el Diseño de Producción y la Fotografía de El laberinto del fauno (2006). La cinta de Guillermo del Toro también recibió una nominación a Mejor Película Extranjera, pero el premio se lo llevó Tsotsi, de Gavin Hood.

Para 2011 regresó el Negro Iñárritu con Biutiful, misma categoría, Mejor Película Extranjera. Fue en 2014 cuando la Academia de Hollywood descubrió el verdadero potencial de los mexicanos, cuando vieron a Alfonso Cuarón levantar el Oscar como Mejor director por Gravedad; los siguientes dos años Alejandro González Iñárritu hizo lo mismo por Birdman y The Revenant

Iñárritu lleva hasta el momento cuatro premios Oscar: Mejor Película (compartido con John Lesher y James W. Skotchdopole), Mejor Dirección y Mejor Guión Original (compartido con Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Jr. y Armando Bo) por Birdman, y Mejor Dirección por The Revenant.

Mención aparte para Emmanuel Lubezki y sus tres premios Oscar a Mejor fotografía, ningún otro fotógrafo logró sumar tres estatuillas al hilo: Gravity (Alfonso Cuarón) en 2014, Birdman (Alejandro González Iñárritu) en 2015 y The Revenant (Alejandro González Iñárritu) en 2016.

Este domingo, un mexicano vuelve al Oscar con la intención de que su trabajo de fotografía en Silence sea reconocido. Rodrigo Prieto aspira a este premio frente a Bradford Young por La llegada, Linus Sandgren por La La Land,Greig Fraser por Lion y James Laxton por Moonlight. 

Guadalupe Bracho

Comentarios