Metinides, de nota roja a museos… y al cine

Metinides, de nota roja a museos… y al cine

Metinides, de nota roja a museos… y al cine

La muerte revela un rostro horrendo, pero inquietantemente atractivo y seductor en todas sus fotografías: accidentes, asesinatos y cualquier cantidad de tragedias crudas y sangrientas son retratadas en las imágenes de Enrique Metinides, fotoperiodista mexicano, cuya vida profesional iniciada a la temprana edad de 11 años, cuando publicó por primera vez en un periódico, es evocada en el documental El hombre que vio demasiado, de la periodista, guionista y curadora Trisha Ziff.

Testimonios de otros fotógrafos de nota roja, especialistas, público y anécdotas narradas por el propio personaje forman parte de este filme en la que la obra de Metinides aparece como única en su género.

“Aunque es un fotógrafo de nota roja, tiene un ojo especial, y eso no es cultural ni de este país; es él. Claramente sus influencias vienen del séptimo arte, sus fotografías son muy cinematográficas. Son imágenes extraordinarias y también épicas, pues fueron captadas en el momento justo”, explica la realizadora de origen británico.

El hombre que vio demasiado no sólo muestra el arco que atraviesa un fotógrafo de la calle cuyas imágenes lograron llegar a los museos, “es también una historia de la violencia en México”. De la misma forma, trata sobre el papel de los testigos, los “mirones”, como los llama Trisha, quien se pregunta por qué las personas experimentan esta obsesión por saber qué es lo que pasó en un hecho trágico.

“Con mi película intento hacer que el espectador se dé cuenta de que tiene una responsabilidad cuando se acerca a mirar la escena de un accidente”.

Ziff, quien se inició tardíamente en el cine cuando tenía 52 años, ve en Metinides a “un sujeto muy complejo; para una cineasta como yo trabajar con él es todo un sueño”.

El hombre que vio demasiado se estrena en cines de la Ciudad de México, Guadalajara, Culiacán, Morelia, Durango, Mérida, Oaxaca y Torreón este viernes 16 de junio.

Sandra Karina Hernández (@sandra_karina)

Comentarios