Los herederos, adolescentes en impunidad

Los herederos, adolescentes en impunidad

La corrupción, doble moral y violencia. Pero no es en las clases bajas como casi siempre se retrata en cine, sino en los sectores acomodados de México y cómo los hijos de esas familias, se comportan ante ellas.

“De eso habla la película”, dice el director Jorge Hernández Aldana, al definir Los herederos, cinta que estrena este viernes en salas nacionales.

Producida por Michel Franco (Después de Lucía, Chronic), el largometraje sigue a un grupo de juniors adolescentes que precisamente por la impunidad en que se sienten, hacen y deshacen a su antojo.

“Estos chicos tienen el futuro que quieran, pueden ir a estudiar donde quieran, los recursos (económicos) no son problema, no vienen de familias que parecieran ser patológicas donde hay problemas de abandono o violencia intrafamiliar, sino de una familia que pareciera ideal, una postal a la familia ideal y lo que se retrata es cómo desde la cocina de esa familia, ignoran lo que está pasando”, agrega Hernández Aldana.

Los herederos, filmada en 2014, contó con un elenco que en aquél tiempo contaba con entre 13 y 16 años de edad, para que los actores sintieran a los personajes.

Máximo Hollander, debut en cine, y Sebastián Aguirre (Obediencia perfecta) forman  parte del conjunto que se encuentra cimentado con actores experimentados con breves apariciones, como Úrsula Pruneda (El sueño de Lu) y Mónica del Carmen (Año bisiesto).

Aunque había un guión escrito, se dejó mucho a la improvisación obedeciendo  las propias experiencias de los jóvenes.

“Llegabas con algo planteado, algunos ensayos, aclaraciones de cómo era tal personaje, peor llegábamos y de ahí llegaban improvisaciones que fueran afectando más al personaje”, explica Aguirre, quien define a su personaje como un pequeño mafioso.

Ariel Figueroa

Comentarios

Deja una respuesta

Tu correo electrónico, no será publicado.