Les voy a contar historias de monstruos y fantasmas

Les voy a contar historias de monstruos y fantasmas

“Bailaba La Llorona en los brazos de Acuaman y Drácula violaba al compás del cha cha cha. Mortizia se peinaba con cajeta y aguarrás, mientras El hombre lobo, aullaba sin cesar”.

Lost Acapulco canta sobre los monstruos mexicanos que más que susto provocan risa, esos que aparecen en el imaginario cinematográfico de México y que pelean contra El Santo. Pero en la filmografía nacional también existen historias de terror que podrían ponernos los pelos de punta en este fin de semana dedicado a los muertos.

El fantasma del convento (1934)

Dir. Fernando de Fuentes

Un monje vende su alma al diablo… definitivamente un convento no es un lugar seguro si te pierdes en la noche.

Ladrón de cadáveres (1956)

Dir. Fernando Méndez

Luchadores y monstruos. No, no tiene nada que ver con las películas de El Santo, aquí la cosa es más seria.

El vampiro (1957)

Dir. Fernando Méndez

El personaje de Bram Stocker traído a nuestro país. Después de esta película Germán Robles se convertiría en el vampiro mexicano por excelencia.

El esqueleto de la señora Morales (1959)

Dir. Rogelio A. González

Tirándole más a comedia negra que a terror, pero igual nadie querría estar demasiado cerca de Pablo (Arturo de Córdova).

Mansión de la locura (1973)

Dir. Juan López Moctezuma

Basada en un cuento de Edgar Allan Poe, esta historia contó con la supervisión de Leonora Carrington en el diseño de arte.

Alucarda (1978)

Dir. Juan López Moctezuma

La película más famosa de López Moctezuma, un cineasta de culto perfecto para estas fechas, en la que nuevamente el terror se desarrolla en un convento católico.

Veneno para las hadas (1984)

Dir. Carlos Enrique Taboada

Hasta el viento tiene miedo, El libro de piedra, Más negro que la noche… toda la tetralogía de horror de este director es recomendable, pero esta historia de brujas es la última y, por lo tanto, cuenta con una mejor producción.

Cronos (1993)

Dir. Guillermo del Toro

Vampiros al más puro estilo Del Toro. La obsesión por la vida eterna es el centro de la ópera prima del ahora aclamado director mexicano.

Km 31 (2007)

Dir. Rigoberto Castañeda (@rigocasta)

La película recaudó más de 63 millones de pesos en la taquilla mexicana y revivió el género.

El libro de piedra (2008)

Dir. Julio César Estrada

Remake de la película de Carlos Enrique Taboada. Sólo un nombre: Hugo.

Redacción @closeup_mexico

Comentarios

Deja una respuesta

Tu correo electrónico, no será publicado.