Hari Sama filma documental de la alegría que se esfuma

Hari Sama filma documental de la alegría que se esfuma

Hari Sama filma documental de la alegría que se esfuma

Después de mostrar cómo el arte puede sublimar el dolor en El sueño de Lú (@elsuenodelu), Hari Sama (@harisama1000) ahonda en el tema, ahora a través de un documental.

“Es una biografía sui géneris que de nuevo tiene que ver con el dolor y con lo que se puede hacer con el dolor. La idea de hacer este documental, aunque cuando lo ves no es directo el asunto, es que ir por un arma no es lo único que se puede hacer cuando hay dolor, hay más opciones”, destaca el realizador.

Sunka Raku, que en japonés quiere decir: alegría evanescente, es el nombre de este filme en el que retrata la vida del clavecinista Roberto Behar, “un loco que encontró mil maneras de sublimar un dolor muy evidente y muy atroz de la infancia, un dolor además muy delicado”.

Cuya niñez estuvo marcada por un padre apostador que llegó al grado de perder la casa, por lo que Roberto fue enviado a un internado donde lo agredían constantemente… hasta que entró al Conservatorio y decidió estudiar clavecín.

“Empecé a darme cuenta que era posible vivir sin tragedia como actitud”, dice el músico en un trailer de este largometraje que aún se encuentra en el proceso de postproducción, gracias a que resultó ganador en la convocatoria del Foprocine.

El protagonista de este documental, además de tocar el clavecín, es entrenador de halcones y un artista que construyó, con reglas muy complejas, casas de té llamadas Sunka Raku.

Además, asegura Hari, este filme habla de una generación de músicos de las décadas de 1960 y 1970, entre los cuales están Julio Estrada y Nicolás Echevarría.

Vanesa G. Toca (@vanesatoca)

NOTA RELACIONADA:

Hari Sama hace un cine de dolor

El cine (y la música) para sublimar el dolor

Comentarios