Así será el Padre Amaro para serie

El próximo Padre Amaro será, al igual que el de la película estrenada en 2002, atractivo, seductor y con mucha ambición.
Así describe Gabriel Ripstein (600 millas) al personaje que protagonizará la serie cuya primera temporada ya está escrita y que se ubicará 15 años después de la cinta original.
Si en aquella Gael García Bernal fue protagonista, para esta nueva producción confía en encontrar a alguien similar.
“Amaro es alguien que anda ya en sus 40 años y ¡Gael se ve más joven ahora!””, dice riendo Ripstein.
“Es un reto, ahora también la decisión de hacer este brinco temporal es que dentro de esto, sigue siendo un hombre atractivo y seductor, que tiene un futuro importante, la pregunta es qué ha pasado en esos 15 años y sigue dentro de la iglesia”, explica.
La serie reúne en su concepción, además del entrevistado, a Daniel Birman, productor del largometraje que vendió 5.2 millones de boletos y Luis Urquiza, director de Obediencia perfecta.
No hace falta, señala Ripstein, hacer un piloto para mostrar el look visual del producto, pues la referencia es el largometraje donde un joven sacerdote se enamoraba de una feligresa y la hacía abortar para esconder su relación amorosa.
Ahora la idea es que se muestra también al Vaticano.
“Desde que Daniel, mi primo, dio a conocer que estábamos trabajando en ella, hubo interés, la siguiente etapa es enseñarles a las personas algo real, los guiones, que antes eran abstractos”, indica.
Ariel Figueroa
Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *